Kung Fu

Con una profunda carga de misticismo oriental, la serie –que podría verse como una suerte de western filosófico- se caracterizó por usar una notable técnica de cámara lenta en las secuencias de combate y en los recuerdos del joven Caine sobre la disciplina y las enseñanzas en China. Estos flashbacks lo presentan recibiendo las enigmáticas enseñanzas del maestro Kan y el maestro Po (este último interpretado por Keye Luke, el ancianito de Gremlins).


Como dato curioso, cabe mencionar que el programa iba a ser protagonizado por Bruce Lee, quien había participado en muchos aspectos de la pre-producción. Pero finalmente el elegido fue David Carradine quien, en su interpretación de este inusual personaje fue en buena parte responsable de la notoriedad que cobró el programa en los años setenta, y del culto que se le rindió en las décadas por venir. Carradine no tenía muchos conocimientos sobre artes marciales, pero durante los tres años que duró el proyecto desarrolló un gran interés y hasta escribió un libro sobre el tema.

Aun cuando a partir de Kung Fu su carrera conoció altos y bajos, su figura de ícono quedó confirmada cuando uno de sus fans más apasionados, Quentin Tarantino, lo convocó para el enigmático papel que da nombre a la saga Kill Bill, personaje que el director escribió inspirado en el mismísimo Carradine.





Previous
Next Post »

PUBLICAR COMENTARIO