Investigación Discovery estrena Llamadas desde la cárcel

Las llamadas telefónicas que un preso hace a sus familiares y conocidos pueden ser más reveladoras que un interrogatorio. En el calor de la emoción o en la relajación de las conversaciones informales, puede haber información crucial para el desarrollo de las investigaciones e incluso admisiones de culpabilidad.


Más: DISCOVERY ESTRENA EL DOMO EXTREMO

Llamadas desde la cárcel (Calls From the Inside), una nueva serie original de ID que se estrena el martes 15 de marzo a las 10PM, utiliza las grabaciones reales de estas llamadas para reconstituir el trabajo de esclarecimiento de crímenes atroces, mostrando desenlaces de misteriosos crímenes que sólo fueron posibles tras el análisis exhaustivo de estos diálogos.

Una vez que una persona ingresa en el sistema penitenciario de Estados Unidos, hay muchas oportunidades de hacer llamadas telefónicas mientras espera el juicio. La gran mayoría de estas llamadas son grabadas y los sospechosos son conscientes de ello. Aun así, no es raro que estas llamadas documenten confesiones, amenazas, fechorías, chantajes y sobornos.

Cada semana, la serie retoma un caso diferente. Además de las grabaciones de las llamadas que contribuyeron al resultado de las investigaciones, la producción aporta declaraciones de los funcionarios que trabajan en el análisis de este material, así como entrevistas con personas cercanas a las víctimas y dramatizaciones que reconstituyen los acontecimientos clave.

En los casos de crímenes atroces, se vigilan todas las comunicaciones de las personas que esperan un juicio en la cárcel: en un intento desesperado por resolver los cabos sueltos que quedan fuera de la prisión, no es raro que estos reclusos acaben diciendo cosas que les incriminan.

ESTRENO

Esto es exactamente lo que ocurre en el caso que recuerda el primer episodio de la serie. “Creo que tienes la capacidad de resolver nuestro problema en las próximas 48 horas. Los recursos necesarios están en su casa...”, dijo el recluso. Todo comenzó en abril de 2017, cuando se encontró el cadáver de una joven de unos 20 años en una zona desierta del estado norteamericano de Oregón. Una herida en la cabeza indicaba que una agresión había sido la causa de su muerte. La víctima permaneció sin identificar durante dos días, hasta que el rastro de pistas llevó a los investigadores a descubrir que se trataba de Anna Repkina, una mujer rusa de 27 años que viajó a Estados Unidos en busca de amor pero encontró la muerte.

Anna no lo sabía, pero su novio virtual, William Hargrove, ya estaba involucrado con una mujer que, a su vez, estaba casada con otro hombre. El encuentro de estos dos triángulos amorosos acabó con la muerte de Anna. Tras las investigaciones, se detuvo al principal sospechoso. El detective Christopher Duffit se encargó de escuchar las horas de llamadas realizadas por el recluso, desde la cárcel, para tratar de averiguar si actuaba solo o formaba parte de un dúo mortal.

VIDEO



HORARIO: martes a las 10PM en ID.

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente